Curiosidades Probabilísticas II

Las discusiones sobre probabilidades y la caída de objetos a la Tierra me han hecho recordar un artículo de Investigación y Ciencia de diciembre de 2007, en que se decía lo siguiente. Desde que se lanzan satélites artificiales hay mucha basura espacial, por ejemplo, el pasado 23 de julio, los astronautas de la Estación Espacial Internacional arrojaron al espacio exterior un deposito de amoniaco de 630 kilos de peso, del tamaño de un frigorífico, y un soporte de cámara en desuso de 96 kilos. El problema es que el trasbordador espacial no tiene suficiente espació para traer a la Tierra estos desechos. Al cabo de un año aproximadamente estos desechos se queman en la atmósfera. Los desechos peligrosos son los de tamaño pequeño, de menos de 10 centímetros de diámetro, al no poderse ver. También son muy peligrosos los meteoritos, uno de 1 milímetro de diámetro puede agujerear el traje de un astronauta.
Las probabilidades son las siguientes.
Impacto con residuos espaciales: 0,12 a 0,2
Impacto con micrometeoritos: 0,08 a 0,13
Perder un trasbordador espacial por impacto: de 1 entre 500 a 1 entre 300
Hay que tener en cuenta que los meteoritos viajan entre 12 y 72 kilómetros por segundo y la basura espacial entre 5 y 15 kilómetros por segundo. Como curiosidad, cada día caen a la Tierra varias toneladas de meteoritos procedentes del espacio.
Más sobre probabilidades, en un libro de James Burke, “El efecto carambola” se cuenta la siguiente historia, que empieza en un casino, que mejor lugar para hablar de probabilidades. Pues bien, el 1915, los aliados ocuparon el casino de centro de vacaciones de Boulogne-sur-Mer en el norte de Francia para convertirlo en hospital de campo. Allí se reunieron varios bacteriólogos del Cuerpo de Médicos del Ejército. Uno de los voluntarios era un joven médico llamado Alexander Fleming. El problema que encontraron es que las infecciones se producían por las incrustaciones del tejido de los uniformes dentro del cuerpo que introducían las balas o fragmentos de granada. Se comprobó que los antisépticos utilizados no penetraban lo suficiente y lo peor era que mataban a las defensas del organismo.
Terminada la guerra, Fleming volvió a Londres y decidió concentrarse en el problema de eliminar a las bacterias sin matar las defensas del organismo. Fleming tenia fama ya de ser un gran médico y por tener el laboratorio más desordenado de Londres. Al finalizar sus experimentos siempre dejaba los cultivos desperdigados y sin esterilizar. Al cabo del tiempo el laboratorio estaba lleno de porquería, que por supuesto tenia que lavar y esterilizar tarde o temprano, más bien siempre tarde.
Un día de principios de septiembre de 1928, volvió de vacaciones. Días antes había estado observando bacterias procedentes de infecciones. Algunos platos de cultivos habían quedado casualmente medio sumergidos en una bandeja plana de antiséptico y antes de descartarlo le hecho una mirada. Para su sorpresa, en el centro de un plato había un pedazo de moho y alrededor un área desprovista de bacterias, que parecían haber sido matadas por el moho. Este es el descubrimiento de la penicilina.
El cálculo de probabilidades de que este descubrimiento sucediera seria casi cero. Veámoslo. Antes de irse de vacaciones Fleming dejo la ventana abierta, lo que permitió que entraran las esporas del moho desde la calle. Además, las bacterias del plato, en contra de lo habitual, no habían pasado por el proceso de incubación. Desde el 27 de julio hasta el6 de agosto, la temperatura de la habitación se había mantenido entre 16ºC y 20ºC, temperatura ideal para el crecimiento del moho. A esto le siguió un período cálido bastante largo para que crecieran las bacterias. Al volver de vacaciones Fleming se fijó en este plato en lugar de otro. Y por casualidad, el plato no había resbalado para caer en el líquido antiséptico, que habría matado tanto el moho como las bacterias.
Precisamente grácias a la penicilina se han salvado muchas vidas y conjuntamente con la mejora de la higiene la población mundial se ha disparado. Segun el cálculo de probabilidades esto seria imposible.

Acerca de Carles Paul

Licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Barcelona, Master en Física y Matemática Aplicada por la Universidad Politécnica de Cataluña y Master en Historia de la Ciencia por la Universidad Autónoma de Barcelona. Técnico Experto Evaluador Europeo. Profesor titulado de física y matemáticas de la Politècnica de Mataró, des de 1991. Director Científico de Innovem.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Curiosidades Probabilísticas II

  1. pruebas dijo:

    No hagais caso, he instalado un visor World Map y compruebo que no tenga colisiones con los comentarios.

    Carles

  2. Carles dijo:

    Sigo de pruebas

  3. Pingback: Antropoceno, ¿Era del Hombre Moderno? | abcienciade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s