Crick, Watson y el ADN

El 21 de mayo de 1953 Anthony Barrington realizó 8 fotografías para divulgar un artículo de un amigo suyo en la revista TIME, ninguna apareció publicada. Sin embargo una de estas fotografías ha pasado a ser un icono del siglo XX. Esta es su historia.

Watson y Crick

Watson y Crick

Así cuenta Anthony Barrington como fue tomada la fotografía de Crick, Watson y el modelo de ADN:

“Un amigo mío que aspiraba a ser periodista me dio una pista sobre alguien que en el Laboratorio Cavendish había hecho un descubrimiento importante. Me pidió si podía hacer una foto para su historia y vendarla a la revista Time. Cogí la bicicleta, el remolque con mi trípode y luces y me puse en camino. Arrastre todo el material por diferentes tramos de escaleras y llamé a la puerta de docenas de habitaciones parecidas, donde  trabajaban los estudiantes investigadores.

Finalmente encontré a una pareja en el despacho bebiendo café. ¿Qué es todo esto? pregunte.  Crick dijo aireando la mano “tenemos este modelo”, indicando un montón de finas varillas de metal y esferas. Aunque yo era químico no quise manifestar mi ignorancia sobre este asunto y enseguida puse mis luces y la cámara y dije a Crick “mejor que estés de pie y adquieras una actitud portentosa”, lamentablemente no pudo ser pues tomaba mis esfuerzos en broma. Tome cuatro fotografías de ellos con el modelo y otras tres o cuatro tomando café.

Me salieron bastante bien y se las mostré a mi amigo para su historia en el Time, pero las fotografías no fueron publicadas. Me dio una guinea por mis esfuerzos.”

fotografias tomadas por Barrington

fotografias tomadas por Barrington

La historia de esta fotografía comienza un poco antes, nos remontamos a comienzos del siglo XX, cuando se sucedieron dos revoluciones científicas que cambiaron para siempre el concepto que teníamos del universo material.  La física cuántica y la física relativista, ambas impulsadas por un joven científico llamado Albert Einstein.

La teoría de la relatividad conecta con las grandes dimensiones del espacio y el tiempo, en cambio la teoría cuántica con las dimensiones más pequeñas. Al mismo tiempo las dos teorías conectan con el concepto de materia y energía. El físico austriaco Erwin Schrödinger, conocido como impulsor de la mecánica de ondas, escribió un libro famoso en 1944 titulado ¿Que es la Vida?, donde especulaba sobre la naturaleza física del material genético. Schrödinger se preguntaba cómo pueden la física y la química dar cuenta de los fenómenos espacio-temporales que tienen lugar dentro de los límites espaciales de un organismo vio. Apuntaba en el libro que la estructura de las partes esenciales de los organismos vivos se diferencia de cualquier otra porción de materia desde un punto de vista estadístico. De esta manera la parte esencial de una célula viva puede muy bien ser denominada un cristal aperiódico, como portador material de la vida. En definitiva, Schrödinger defendía que los genes eran los componentes fundamentales de las células vivas y para entender qué es la vida era necesario conocer cómo actúan estos genes.

Era ya conocido que los cromosomas contenían tanto ADN como proteínas, pero muchos biólogos no creían que el ADN pudiera contener información genética porque era una estructura química muy simple. Creían más bien que eran las proteínas las que estaban relacionadas con la genética. El bacteriólogo canadiense Oswald Avery descubrió en 1944 que el ADN es el material con el que están construidos los genes y los cromosomas al identificar el ADN como factor transformador de las células bacterianas del pneumococo. Este acontecimiento marca el principio de la genética y la biología molecular, aunque no inmediatamente, pues el descubrimiento de Avery no fue aceptado por toda la comunidad científica de forma unánime. Algunos científicos opinaban que las pruebas a favor del ADN no eran concluyentes y preferían creer que los genes eran moléculas de proteínas.

Francis Crick era físico y no le había pasado por alto el libro de Schrödinger, mas bien todo lo contrario, le motivo a que abandonara la física y desarrollara  un interés por la biología al mismo tiempo y estaba convencido que era el ADN el constructor de los genes. Pero llevaba dos años trabajando en proteínas para finalizar su doctorado y los estudios moleculares relacionados con el ADN ya los estaba realizando otro grupo de investigación dirigido por su amigo Maurice Wilkims en Londres, en el King’s College. Maurice también era físico y utilizaba la difracción de rayos X para desvelar la estructura del ADN, con la ayuda de Rosalind Franklin, química y experta en la utilización de los rayos X para difracción.

Maurice Wilkins

Maurice Wilkins

Al mismo tiempo otro equipo en Estados Unidos dirigido por Linus Pauling también se encontraba trabajando en la estructura molecular del ADN. En 1951 Pauling había conseguido determinar que la forma principal de la cadena proteínica era una hélice, la denominada alpha hélice. Después de este éxito,en 1952 proponía una estructura de tripe hélice para el ADN con las cadenas en el centro y las bases hacia fuera.

Existía pues una carrera entre estos equipos para ver quién era el primero en descubrir la estructura correcta del ADN.

Maurice mostro a Watson una imagen de difracción de la molécula de ADN obtenida por Franklin, después de una disputa entre Watson y Franklin que no llegó a más gracias a la intervención Maurice. Watson rápidamente acertó en descubrir en la radiografía la estructura helicoidal que tanto estaban buscando. Las manchas que forman una cruz en el centro revelan la presencia de una estructura en hélice y las bandas más intensas de las partes superior e inferior corresponden a la distancia entre las bases.

Rosalind Franklin

Rosalind Franklin

Por ese tiempo Jerry Donohue, un teórico de la física-química, compartía despacho con Watson y Crick para un periodo de estudio en Cambridge de seis meses. Jerry acertó al aconsejar a Watson que no utilizara una forma para la guanina que aparecían en el libro de Davidson, estaban equivocadas. A partir de esta conversación Watson pudo descifrar el secreto de la cadena helicoidal.

Junto con Crick se pusieron a componer un modelo tridimensional con varillas y bolas para terminarlo antes de una jornada de puertas abiertas que se celebraría en Cambridge. El resultado es el que se observa en la fotografía, donde el modelo de varillas y bolas de la estructura de ADN adquiere mayor relevancia que sus descubridores.

Barrington sitúa el modelo perfectamente en la línea de los tercios de la composición fotográfica. Francis Crick subido de pie en una silla intentando adquirir una actitud portentosa, que no consigue, y James Watson observando sin atreverse a levantar la cabeza. Y hay algo más…un papel pegado a la pared con el dibujo de la cadena de ADN,  realizado por Odile, la esposa de Francis.

Watson y Crick Photo

 

En 1962 Watson, Crick y Wilkins obtuvieron el premio Nobel. Rosalid Franklin había muerto en 1958 de cáncer, probablemente a consecuencia del contacto permanente con los rayos X.

James Watson en 1968 escribió un libro dedicado al descubrimiento de la doble hélice, en principio tendría que llamarse “Honest Jim” luego se cambio a “Base Pairs” y finalmente “The Double Helix”. Del libro se vendieron más de un millón de copias y se ha traducido a más de 20 idiomas. No cabe duda que es el libro mas importante sobre ciencia popular escrito en el siglo XX. Actualmente hay una nueva versión: “The Annotated and Illustrated Double Helix” de la editorial Simon and Schuster, New York.

 

Acerca de Carles Paul

Licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Barcelona, Master en Física y Matemática Aplicada por la Universidad Politécnica de Cataluña y Master en Historia de la Ciencia por la Universidad Autónoma de Barcelona. Técnico Experto Evaluador Europeo. Profesor titulado de física y matemáticas de la Politècnica de Mataró, des de 1991. Director Científico de Innovem.
Esta entrada fue publicada en Biologia, Historia Ciencia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Crick, Watson y el ADN

  1. Edgar Balderas dijo:

    Excelente como siempre, muchas gracias por el tiempo que se toma para hacer y compartir sus articulos, desde Mexico un gran saludo.

  2. Carles Paul dijo:

    Saludos Edgar, encantado de volver a tener noticias suyas y agradecido por el comentario.

  3. Hola Carles.

    Le dejo el enlace a un artículo sobre Rosalind Franklin que ha salido hoy en La Vanguardia.

    http://www.lavanguardia.com/hemeroteca/20130416/54369468900/rosalind-franklin-cientifica.html

    Un saludo.

  4. tania dijo:

    :) mmammahyfgdfsgggdytdgkh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s