Hielo del Ártico y del Antártico

Las noticias en el verano del hemisferio norte son siempre que el hielo del Ártico tiende a descongelarse y cada vez más rápido. ¿Pero cuanto de rápido en términos absolutos? ¿Y la Antártida? ¿También se descongela?. Veamos que ocurre mediante el estudio de gráficas relativas y absolutas.

Las gráficas siguientes muestran la cantidad y la variación de hielo tanto en el hemisferio Norte (Ártico) como en el hemisferio Sur (Antártico). La variación se toma respecto la media durante el período 1979-2008, a partir de 1979 es cuando se empezaron a registrar las medidas sobre la concentración de hielo Ártico y Antártico. Pero hay que tener en cuenta que  esta variación es relativa a un periodo arbitrario, tiene significado estadístico, pero no tiene ningún valor físico.

Veamos la gráfica de la variación de hielo Ártico.

¿Qué significa? Se observa una disminución del hielo respecto de la media observada entre 1979-2008. Y evidentemente es una disminución que incluso podríamos decir espectacular. Pero recuerden que les he dicho que no tienen ninguna relevancia física al estar basada en un parámetro arbitrario. ¿Qué tenemos que hacer pues? Observar la gráfica de la evolución del hielo en datos absolutos, no relativos a una medida estadística arbitraria. La gráfica es la siguiente.

Bien, se observa una disminución del hielo en verano, más que otros años, pero en invierno vuelve a congelarse a unos 14 millones de kilómetros cuadrados. Habrá que ver si el espesor es menor, como unos predicen, quizá. Para valorar físicamente el cambio climático se tendría que extrapolar la gráfica a unos diez mil años en el pasado (nuestro Holoceno) y esperar a unos diez años más, por ejemplo, para ver la evolución. Comprobaríamos que el hielo Àrtico se ha descongelado completamente durante varias veces. Recordemos la expansión Vikinga hacia el noroeste del Atlántico, entre los años 870 y 930 colonizaron Islandia y llegaron a Groenlandia (Tierra Verde), desde donde hicieron el salto a las costas de América, al norte de Terranova.

Pueden comprobar la evolución en la siguiente web.

Pero que ocurre en la Antártida, ¿Se estará descongelando como el Ártico?. Pues no, se congela ligeramente cada vez más. Podemos observarlo en la siguiente gráfica donde nos indica la variación respecto la media de 1979-2008.

Pero al igual que les he dicho antes, el significado físico se encuentra en la gráfica absoluta de hielo, es la siguiente:

Parece que la tendencia es a aumentar de 15 a 16 millones de kilómetros cuadrados, pero es solo una tendencia que puede variar de un año a otro. Pueden comprobar la evolución en la siguiente web

Está claro que en verano hay un deshielo y en invierno un aumento del hielo y de forma muy abrupta y periódica según las gráficas absolutas anteriores. Pero claro, el verano de hoy es el invierno de mañana y el invierno de hoy es el verano de mañana. Como he dicho muchas veces en este blog, un sistema climático es algo complicado. La precesión de la órbita terrestre es la causa que hoy en día  el verano del hemisferio norte suceda cuando la Tierra se encuentra más alejada del Sol, que es justo cuando se produce el invierno austral. Pero esto va cambiando lentamente, la precesión ya la observaron los Babilonios hace miles de años y es un cambio periódico de unos 26.000 años. Se conoce como precesión de los equinoccios.

Así que dentro de unos miles de años el verano del hemisferio norte sucederá cuando la Tierra se encuentra más cerca del Sol y el invierno cuando estemos más alejados, no hay duda que todo el hielo Ártico desaparecerá en verano, pero en invierno hará más frio y quizá se congele también más rápidamente.  El invierno del hemisferio Sur sucederá cuanto la Tierra esté más cerca del Sol, seguramente habrá menos hielo en la Antártida pero como su verano sucederá cuando la Tierra este más lejos se derretirá menos. Se lo cuento mejor otro día.

Acerca de Carles Paul

Licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Barcelona, Master en Física y Matemática Aplicada por la Universidad Politécnica de Cataluña y Master en Historia de la Ciencia por la Universidad Autónoma de Barcelona. Técnico Experto Evaluador Europeo. Profesor titulado de física y matemáticas de la Politècnica de Mataró, des de 1991. Director Científico de Innovem.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Cambio Climático y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s