Houston, tenemos un problema

El 13 de abril de 1970 el tanque número dos de combustible del Apollo 13 explotó a 321.860 km de la Tierra. “Houston, tenemos un problema” es la frase más conocida del incidente y se utiliza hoy en día para anunciar que algo no funciona bien. Esta es brevemente la historia.

Hace 40 años, el 11 de abril de 1970 el Apollo 13, con Jim A. Lowell, Fred W. Haise y John L. Swigert a bordo, despegaba de Cabo Cañaveral con destino la Luna. Les pongo el despegue del Saturno V tal como se muestra en la película “Apolo 13” de 1995, dirigida por Ron Howard y protagonizada por Tom Hanks en el papel de Jim Lovell. Al finalizar la película el capitán del portaaviones que recibe a los astronautas (actores) es el propio Jim Lovell.

Sin duda alguna el cohete Saturno V es el vehículo más potente y más rápido fabricado jamás por el Homo Sapiens. Estaba constituido por más de 3 millones de piezas, media 86 metros de altura y con la cápsula Apollo llegaba a los 111 metros.

La primera fase tenía 42 metros de alto por 10 de ancho, contenia un motor central y 4 secundarios, con un deposito de 810.000 litros de keroseno y 1.311.000 litros de oxigeno líquido mantenido a 172 grados bajo cero. Combustible que se quemaba en solo 3 minutos.

La segunda fase, de 24,5 metros de alto, era un cilindro que contenía 5 motores de hidrogeno y oxigeno líquidos, con una potencia de 95.000 Mw (millones de vatios).

La tercera fase, de 18 metros de alto era más estrecha, media 6,6 metros de diámetro y estaba formada por un solo motor. Su misión consistía en lanzar la cápsula Apolo en órbita en torno a la Tierra a una velocidad de 28.000 km por hora y en el momento preciso lanzar la cápsula hacia la Luna a una velocidad de 39.270 km por hora.

Entre las tres fases y la cápsula había un anillo, que contenía más de 2 toneladas de instrumentos y pequeños motores orientables que corregían el impulso y la posición del cohete.

Volviendo a la historia del Apollo 13, después de 55 horas y 55 minutos del despegue a las 21 horas y 8 minutos del 13 de abril de 1970, cuando se encontraban a 321.860 km de la Tierra, el tanque de combustible número dos exploto poco después que Swingert accionara el conmutador de calefacción del tanque de combustible. “Houston, hemos tenido un problema aquí” fueron sus palabras que han quedado para la posteridad como “Houston, tenemos un problema”. La transcripción de lo sucedido en esos momentos la encontrara aquí.

El oxigeno y el hidrogeno se encuentran en estado liquido en los tanques, para ello hay que mantener una baja temperatura en su interior para que la presión no aumente demasiado. El depósito de oxigeno es necesario para respirar, producir electricidad y agua En estas condiciones el oxigeno y el hidrogeno se pueden mantener durante años dentro del tanque sin que existan fugas.

Para mantener estas condiciones se colocan sensores, un calefactor para vaporizar el oxigeno si es necesario extraerlo del tanque, un termostato de protección del calefactor y un sensor de temperatura. Originariamente el calefactor y el termostato se diseño para funcionar a 28 volts y posteriormente se aumentó la tensión a 65 volts, para mejorar su rendimiento. Pero el fabricante de termostatos (Beechcraft) no modificó las especificaciones técnicas a esta nueva tensión más elevada, lo que terminó provocando un cortocircuito al accionarlos.

La NASA actualmente estaba desarrollando el programa Constellation para desarrollar nuevos vehículos espaciales y volver a la Luna. Parece ser que el presidente Barack Obama anunciará su decisión de suspender este programa. Neil Amstrong, el primer hombre que piso la Luna y que se ha mantenido hasta ahora al margen de la NASA, ha roto su silencio y ha declarando, junto con Eugene Cernan (el último astronauta que piso la Luna) y precisamente Jim Lowell, que la cancelación del proyecto Constellation es devastadora para el esfuerzo espacial estadounidense, llevando al país a un largo descenso hacia la mediocridad y tirar a la basura los 10.000 millones de dólares aproximadamente invertidos ya en los últimos cinco años.

Houston, seguimos teniendo un problema.

Vean una simulación de lo que tenía que ser el proyecto Constellation para volver a la Luna.

 

Acerca de Carles Paul

Licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Barcelona, Master en Física y Matemática Aplicada por la Universidad Politécnica de Cataluña y Master en Historia de la Ciencia por la Universidad Autónoma de Barcelona. Técnico Experto Evaluador Europeo. Profesor titulado de física y matemáticas de la Politècnica de Mataró, des de 1991. Director Científico de Innovem.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Houston, tenemos un problema

  1. Deimos dijo:

    Hola Carles.

    La semana pasada en el APOD publicaron una foto de los daños sufridos en el APOLLO 13.

    http://antwrp.gsfc.nasa.gov/apod/ap100417.html

    Un saludo!!!

  2. Carles Paul dijo:

    Gràcias Deimos, muy interesante y ilustrativo.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s